Oportunidades para universitarios guatemaltecos en el marco del AdA

Bookmark and Share

Ana Karen Fetzer de León, estudiante universitaria.

Ana Karen Fetzer de León participó junto a otros estudiantes universitarios destacados del país, en el primer seminario sobre Integración Regional y el Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Centroamérica, actividad que se llevó a cabo el 27 y 28 de marzo.

Estos talleres, que reúnen a estudiantes de distintas áreas académicas, buscan trasladar a los jóvenes las ventajas y las oportunidades que puede representar para la región este acuerdo, con el fin de convertirlos en agentes multiplicadores de los beneficios que el AdA representa.

Fetzer, estudiante de Medicina de la Universidad de San Carlos de Guatemala, fue elegida a participar en esta actividad por su destacado desempeño en el área académica, ella señaló que considera que el Acuerdo de Asociación representa una mejora sustancial con respecto a los tratados de libre comercio. “Es más integral en comparación con un TLC. No importa cuanta mercadería intercambiemos pero si no hay políticas específicas en educación no se va a mejorar como país. Tiene que existir un desarrollo integrado”, manifiesta.

 

Los tres pilares del acuerdo

El diálogo político, la cooperación y el comercio son los tres pilares sobre los que descansa el Acuerdo de Asociación y para Fetzer esto es un avance importante. “Por un lado se habla de lo económico pero a la vez se promueve que la sociedad participe y que se involucre la gente, además de toda el área que lleva a que los estudiantes participen”, dice.

En el seminario los participantes conocieron sobre los distintos programas de cooperación cuyas posibilidades se potencian con la puesta en marcha del AdA. Entre ellos, el programa Erasmus, (Plan de Acción de la Comunidad Europea para la Movilidad de Estudiantes Universitarios), que antes eran exclusivos para estudiantes europeos.

Otros como Horizonte 20/20 abren la posibilidad para la investigación y estas ventajas atrajeron la curiosidad de los participantes.

“Veo que con el acuerdo se están abriendo nuevas oportunidades y se está motivando mucho el ir y venir para el estudiante, que vaya se prepare pero que también regrese para dar todo lo que aprendió”, asegura Fetzer.

Según los resultados de la Encuesta sobre Remesas 2010 publicada por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), ese año, más de 7 mil profesionales guatemaltecos con estudios superiores trabajaban fuera del país, un año antes la cifra apenas superaba los 4 mil, destaca el informe.

“Creo que esto va a incentivar a los estudiantes a mejorar el nivel de estudio, muchos han estado resignados a graduarse y buscar un trabajo, pero tener una mejor opción motiva a la gente”, manifiesta Fetzer.

Por el momento ha empezado su trabajo multiplicador con sus compañeros de universidad, “Desde que les conté, se quedaron interesados y están ahora a la espera de que se abran los espacios”, dice.

En su caso, luego de concluir sus estudios de medicina en Guatemala, buscará un postgrado con alguna de las opciones que se brindan a través del Acuerdo de Asociación.

RE/bc